Las bacterias, buenas aliadas de la ecolog√≠a ūü¶† | Qu√≠mica Ecol√≥gica ūü•á
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en título
Buscar en contenido
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en título
Buscar en contenido

Conoce las √ļltimas noticias

Nov 5, 2021

¬ŅSon las bacterias aliadas de la ecologia?

Las bacterias tienen la posibilidad de ayudarnos a proteger el medio ambiente de bastante diferentes modalidades. A partir de la producción de energías alternativas que a veces inclusive nos permiten deshacernos de nuestros propios desperdicios hasta, ejemplificando, el aseo de espacios contaminados a efecto de catástrofes del medio ambiente.

En este post observaremos diversos usos de las bacterias que son tan √ļtiles como amigables con el medio ambiente. Los hallazgos cient√≠ficos son impactantes en muchas situaciones, sin embargo m√°s que nada nos ponen sobre la pista de los sorprendentes descubrimientos que a buen seguro nos depara el futuro.

¬ŅQue es un descontaminante?

El descubrimiento se logr√≥ en un vertedero de PET, uno de los pl√°sticos m√°s frecuentes para la construcci√≥n de botellas de uso alimentario, as√≠ como para la industria textil. Todos los a√Īos se generan millones de toneladas y su reciclaje representa un problema por su complejidad. No obstante, el problema podr√≠a tener los d√≠as contados debido a Ideonella sakaiensis, una bacteria que convierte el PET en su primordial fuente de carbono.

Desde ella, los cient√≠ficos tienen la posibilidad de dise√Īar enzimas que posibiliten el reciclaje de otros pl√°sticos. Sus descubridores, cient√≠ficos japoneses del Instituto de Tecnolog√≠a de Kyoto y la Universidad de Keio, ahora se afrontan a la labor de hacer servir esta poderosa herramienta para degradar nuestros propios pl√°sticos. La degradaci√≥n de petr√≥leo es otra de las utilidades que las bacterias nos brindan. Adem√°s esta vez se parti√≥ de un hallazgo, precisamente de la bacteria Oleispira antartica RB-8, capaz de obtener carbono de los hidrocarburos.

Su metabolismo la convierte en un aut√©ntico tesoro para limpiar regiones polares y fondos marinos da√Īados por derrames de crudo. Aun cuando hay otras bacterias que adem√°s resultan √ļtiles para este mismo fin, su efectividad para resistir espacios de alta salinidad y baja temperatura realizan de ella un gran hallazgo.

La Lysinibacillus sphaericus además es de inestimable ayuda para la descontaminación de aguas y suelos contaminados. Su uso lleva cosechando éxitos ya hace bastante más de 5 lustros debido a su capacidad de acumulación de hidrocarburos y metales pesados.

Paralelamente, tanto esta como otras cepas antes se mostraron eficaces para asesinar mosquitos sin necesidad de utilizar pesticidas, un arriesgado vector de patologías cuya gravedad se agudiza con el progreso del cambio climático.

Iluminación y biocombustibles

Sin ir más lejos, a bacterias bioluminiscentes. El plan Glowee es un caso muestra de lo mucho que puede hacerse desde este fenómeno natural, en específico usando las bacterias que descomponen un conocido como luciferina.

Utilizándolas en la iluminación de carteles o escaparates han logrado reemplazar la electricidad por la bioluminiscencia. El proceso de generación de la misma se debería a la implementación de las bacterias de enzimas para descomponer comentado compuesto, liberando un brillo azul verdoso.

En otro orden de cosas, las bacterias además son claves para la producción de ciertos tipos de biodiesel.

Debido a una encima enzima presente en un microbio que habita en el est√≥mago de las vacas, cuya funcionalidad es contribuir a digerir pastos, es clave en la producci√≥n de biodiesel. Seg√ļn descubrieron dichos estudiosos, la enzima adem√°s podr√≠a ser utilizada para cambiar fibras de plantas en az√ļcares primordiales, cuya fermentaci√≥n es elemental para crear etanol con el que alimentar veh√≠culos.

Además del descubrimiento, los estudiosos han inventado un procedimiento para que las plantas incluyan este enzima. El gran logro fue lograr que aquel gen que fabrica la enzima logre trasplantarse en la célula de la planta. Ello abre la puerta a la construcción de biocombustibles desde la integridad de la planta, incluyendo lo cual convencionalmente se desechaba.

El resultado es la reproducción del proceso que se realiza en el estómago de las vacas para la obtención de una totalmente nueva técnica. Igualmente que las vacas convierten las fibras vegetales o celulosa en energía por medio de la participación de las bacterias, se consigue lo propio para de esta forma facilitar la construcción de biocombustibles.

La modificaci√≥n de bacterias, por otro lado, posibilita su uso en sistemas de producci√≥n de biocombustible que parecen ciencia ficci√≥n. Entre otros, nos permiten acariciar el sue√Īo de cambiar la energ√≠a solar en combustible l√≠quido.

El hallazgo científico de Daniel Nocera, científico de Estados Unidos de gran prestigio, destaca ante otros intentos semejantes. Sus constantes intentos por hallar combustibles viables inspirados en la fotosíntesis de las plantas posiblemente alcanza con éste su máxima expresión.

Hablamos de un sofisticado sistema que aprovecha una bacteria modificada genéticamente para cambiar energía solar en biocombustible. Por medio de la energía solar se recibe hidrógeno del agua en un primer paso. Es después una vez que entra en acción la bacteria modificada de la especie Ralstonia eutropha, eficaz para cambiar el CO2 en isopropanol, un alcohol que después debería transformarse en líquido para su uso como combustible.

√öltimas publicaciones

Formulario de Contacto

Ll√°manos para cotizar

‚Äč81-8371-6297

0 comentarios

¬°Cont√°ctanos para resolver tus dudas!