QUÉ HAY DE NUEVO
LAS ÚLTIMAS NOTICIAS

Nov 13, 2020

Tipos de desinfectantes: ¿Cómo elegir el desinfectante correcto?

¿Por qué Desinfectar?

Casi todos los entornos del planeta contienen bacterias y microorganismos. Es posible que se sorprenda al saber que en una pulgada cuadrada de la piel humana hay más de 600.000 bacterias. La mayoría de las bacterias son inofensivas para los seres humanos. Pero los organismos causantes de enfermedades, llamados patógenos, pueden ser peligrosos o incluso mortales. Una de las enfermedades más contagiosas y reconocidas de 2020 ha sido covid-19, causada por el virus SARS-CoV-2. El uso regular de los tipos correctos de desinfectantes en superficies de toda su instalación es fundamental para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades y enfermedades como resfriados, gripe e incluso COVID-19. Dado que hay muchos tipos de desinfectantes en el mercado, es importante entender cómo funcionan, incluidos sus pros y sus contras, con el fin de tomar una decisión informada sobre cómo desinfectar y proteger mejor a las personas en sus instalaciones.

¿Cómo funcionan los desinfectantes?

Los desinfectantes son agentes químicos aplicados a objetos no vivos con el fin de destruir bacterias, virus, hongos, moho o hongos que viven en los objetos. Por definición, las fórmulas desinfectantes deben registrarse en la Agencia de Protección Ambiental (EPA). El “ingrediente activo” en cada fórmula desinfectante es lo que mata a los patógenos, generalmente al interrumpir o dañar sus células. Los ingredientes activos son generalmente ayudados por otros ingredientes con varios propósitos. Por ejemplo, los tensioactivos se pueden agregar a una fórmula desinfectante para proporcionar una humectación constante en una superficie o para ayudar en la limpieza.

Principales tipos de desinfectantes, categóricamente

Varias categorías amplias de desinfectantes se utilizan en el mantenimiento de instalaciones comerciales e industriales. A continuación se muestran varios de los tipos más comunes. Aunque no es una lista exhaustiva, estos cubren la gran mayoría utilizada hoy en día. Si desea obtener información más detallada sobre los pros y los contras de este tipo de desinfectantes, consulte la tabla desinfectantes líquidos. De nota especial: Cuando un patógeno como SARS-CoV-2 que causa COVID-19 es identificado inicialmente por los expertos, se clasifica como un “patógeno emergente.” La EPA permite que sólo ciertos desinfectantes sean designados como eficaces contra patógenos emergentes.

Compuestos de amonio cuaternario (Quats) Una opción superior para la desinfección en entornos hospitalarios e institucionales debido a su bajo costo y acción rápida contra una amplia gama de microorganismos. Los cuartetos se pueden formular con una variedad de detergentes para proporcionar capacidad de limpieza y desinfección.
Compuestos de cloro Matar una serie de organismos, incluidos los virus resistentes, y son muy recomendables para limpiar líquidos corporales. Los desinfectantes a base de cloro son baratos y tienen tiempos de muerte relativamente rápidos, sin embargo, pueden ser corrosivos y causar decoloración, así como irritación si no se utilizan como se indica. El desinfectante de cloro II es un ejemplo de desinfectante de cloro, ideal para su uso en entornos sanitarios y de preparación de alimentos.
Alcoholes Cuando se diluye en agua, los alcoholes son eficaces contra una amplia gama de bacterias, aunque a menudo se necesitan concentraciones más altas para desinfectar las superficies húmedas. Las desventajas son que se evaporan rápidamente (y por lo tanto pueden no permanecer en la superficie el tiempo suficiente para matar), son inflamables, y pueden no tener reclamos orgánicos de tolerancia al suelo, lo que significa que pueden no ser eficaces cuando la materia orgánica (sangre, por ejemplo) está presente.
Aldehinos Muy eficaz contra las bacterias que causan la tuberculosis, sin embargo, necesitan una alta proporción por millón (ppm) para ser eficaces para la desinfección. Algunas bacterias han desarrollado una resistencia a los aldehídos, y se ha encontrado que causan asma y otros problemas de salud. También pueden dejar residuos grasosos y deben estar en una solución alcalina.
Iodoforos Se puede utilizar para desinfectar algunos equipos médicos semi-críticos, pero pueden manchar superficies y tener un olor desagradable (piense en yodo). Los ióforos ya no se utilizan a menudo en el mantenimiento de las instalaciones.
Compuestos fenólicos Eficaz contra bacterias patógenas como Mycobacterium tuberculosis, así como hongos y virus, pero también muy tóxico y corrosivo, atacando las superficies mientras atacan los organismos contra ellos.
Peróxido de hidrógeno Cuando se formulan como desinfectantes listos para usar, los productos a base de peróxido de hidrógeno se consideran “más verdes” y más sostenibles para el medio ambiente. Esto se debe a que se descomponen en los elementos naturales de hidrógeno y oxígeno. Son ligeramente ácidos y son limpiadores eficaces. A altas concentraciones (de peróxido de hidrógeno) pueden volverse inestables y peligrosos.

Qué tener en cuenta al elegir su desinfectante

Hay cuatro consideraciones principales que debe evaluar al elegir un desinfectante para satisfacer mejor las necesidades de su instalación. Responder a estas preguntas le dará un marco para ayudar a determinar los mejores productos para usar en su organización.

1. Eficacia

¿Un desinfectante mata a los microbios y patógenos que son de gran preocupación en sus instalaciones? Por ejemplo, es posible que te preocupe mucho estafilococo aureus Methicillin Resistant (MRSA). Algunos desinfectantes están aprobados por la EPA como eficaces contra esta bacteria. Tenga en cuenta que los patógenos pueden tener múltiples cepas, y los desinfectantes están certificados para cepas específicas. Uno también es eficaz contra Staphylococcus aureus (CA-MRSA) Resistente a la meticilina asociada a la comunidad. Dependiendo de su industria y tipo de instalación (salud, educación, atención a largo plazo, hospitalidad), tendrá diferentes necesidades y requisitos.

2. Matar tiempo

¿Con qué rapidez mata un producto desinfectante un patógeno específico? ¿Mantiene el producto las superficies visiblemente húmedas para cumplir con estos tiempos de muerte? Una vez más, las fórmulas desinfectantes se registran para matar patógenos específicos en una cantidad específica de tiempo, y necesitan estar mojadas en una superficie todo el tiempo para estar trabajando activamente. Treinta segundos a cinco minutos podría ser un tiempo típico de muerte. Si un desinfectante necesita 10 minutos, asegúrese de que realmente permanecerá húmedo tanto tiempo. Los desinfectantes a base de alcohol pueden evaporarse bien antes del tiempo de contacto requerido. Lea y siga todas las instrucciones de uso si es necesario.

3. Seguridad

¿El producto es seguro de usar para las personas y seguro para las superficies a las que se está aplicando? Como aprendiste anteriormente en este artículo, algunas categorías de desinfectantes son tóxicas, algunas manchas, otras son corrosivas, pero otras tienen un olor indeseable. Compruebe las calificaciones de toxicidad e inflamabilidad de los productos, así como las recomendaciones de equipos de protección personal (EPP) para los desinfectantes que aplique. Asegúrese de que un desinfectante no dañe ninguna superficie para la que esté destinado.

4. Facilidad de uso

¿Los pasos necesarios para utilizar un desinfectante determinado son prácticos para su instalación? Algunas aplicaciones requieren varios pasos que pueden no ser siempre factibles. La dureza del agua es un factor que puede afectar la eficacia de algunas fórmulas desinfectantes.  limpia y desinfecta en un solo paso, lo que lo convierte en una opción superior para un desinfectante fácil y listo para usar que aborda un amplio espectro de bacterias, virus, hongos y hongos en hospitales, instituciones e industria. Ordenar la información sobre los distintos tipos de desinfectantes lleva tiempo, pero es un paso crítico para asegurarse de que está tomando la mejor decisión de mantenimiento para sus instalaciones. Tener los productos adecuados a mano junto con un plan sólido para prevenir enfermedades e infecciones ahorrará esfuerzo y gastos en el camino, y le dará mayor tranquilidad a usted, su personal y a cualquier visitante que entre en sus puertas.

Últimas publicaciones

Llámanos para cotizar

​81-8371-6297

0 comentarios

¡Contáctanos para resolver tus dudas!